Fármacos en la red

Hoy, gracias a la red, se pueden comprar y vender infinidad de artículos antiguamente inaccesibles para muchas personas. Sin embargo, no todo es positivo, pues no son pocos los que comercializan productos ilícitos en el ciberespacio que son un riesgo para la salud.

Entre otros paradigmas, internet ha revolucionado la forma de intercambiar bienes y servicios en el mundo. Hoy, gracias a la red, se pueden comprar y vender infinidad de artículos que antes eran inaccesibles para muchas personas. Sin embargo, no todo es positivo, pues no son pocos los que comercializan productos ilícitos en el ciberespacio que son un riesgo para la salud.

Tal es el caso del boyante comercio de medicamentos a través de internet. Por ejemplo, un operativo mundial ejecutado tiempo atrás por la Policía Internacional (Interpol) desactivó 9.000 sitios web en los que se ofertan en el país pastillas para tratar úlceras estomacales, pero que son empleadas como abortivos.

Quienes comercializan estos fármacos aseguran que su uso es seguro. No obstante, según advierten los expertos, aquellas que los ingieren de manera indiscriminada ponen en riesgo su vida, toda vez que pueden provocar desgarros en el útero, y por ende, hemorragias internas.

Aparte de abortivos, los sitios web ofrecen antivirales contra el VIH/sida, analgésicos, antialérgicos, antibióticos, fármacos contra la artritis y anabólicos, entre otros.

El problema es que la mayoría de estos productos, según advierte la OMS, o son falsificados, o contienen compuestos de riesgo que han sido prohibidos en otras naciones, o han cumplido su vida útil. Es decir que su efectividad no está garantizada y, peor aún, pueden ser nocivos para el organismo, amén de provocar efectos secundarios como los antes mencionados.

Fuente: www.clustersalud.com